En las últimas horas, la Cámara Federal de Bahía Blanca resolvió a favor del pedido de una familia para que una obra social aporte a un joven de Punta Alta el aceite medicinal de cannabis que necesita importar desde los Estados Unidos.

El reclamo fue presentado por los abogados Gustavo Giorgiani y Fernando Rubén García, patrocinantes de la familia de Agustín, un chico que padece parálisis cerebral, retardo de desarrollo y epilepsia encefalopática, pero que con el uso del medicamento vio como su vida cambió radicalmente.

Al respecto, García contó que Agustín empezó a utilizar el aceite de cannabis, previo consenso con su médico, y los cambios fueron más que considerables tanto para él como para su entorno familiar. “Tenía entre 15 y 20 crisis epilépticas por día, pero ahora tiene alrededor de 5 por semana”.

“Este fallo de la Cámara le exige a la obra social -OSDE- que ponga a disposición de la familia el medicamento que le fuera recetado por el médico, y en este caso el único que está debidamente homologado es el que se fabrica en Estados Unidos”.

También remarcó que la dosis que toma Agustín cuesta alrededor de 450 dólares mensuales y que, en un principio, la familia del joven tenía aceitado el mecanismo para poder traerlo, “pero no es tan fácil”.

 

 

 

 

Fuente: La Brújula 24

Compartir en Redes Sociales