Roger Federer se hizo fuerte en su casa. En una final muy atractiva, el suizo se impuso ante Juan Martín del Potro en tres set (6-7, 6-4 y 6-3) y se consagró campeón del ATP 500 de esta ciudad por octava vez. Con esta caída, la Torre de Tandil complicó sus posibilidades de llegar al Masters de Londres, que reúne a los mejores ocho tenistas de la temporada.

La final cubrió las exprectativas de todos. Es que Federer y Del Potro regalaron una espectáculo brillante desde el comienzo. Muchos quiebres, puntos asombrosos y una incertidumbre que recién empezó a descifrarse sobre la mitad del último set. El suizo consiguió la victoria porque supo manejar su temple ante cada adversidad y porque, además, el calor del público le dio el empujón final.

Esta era la tercera vez que ambos se enfrentaban en la final del ATP de Basilea. En las dos anteriores, en 2012 y 2013, la victoria había sido para la Torre de Tandil, que hoy no pudo celebrar su tercer título en esta ciudad.

Con esta victoria, el N°2 del mundo, que aún puede pelearle el primer lugar del ranking a Rafael Nadal, alcanzó los 95 títulos ATP en su carrera, 19 de ellos de Grand Slam, y festejó la séptima conquista de la temporada. Una leyenda sin techo.

La carrera por el Masters de Londres:

La Torre de Tandil aún está en carrera por uno de los dos lugares que quedan libres para el Masters de Londres, el torneo que reúne a los mejores ocho del mundo. Le queda una sola chance de meterse: el Masters 1000 de París. ¿Cómo está posicionado? Del Potro tiene 2425 y está por detrás de Goffin, con 2895, y Carreño Busta, con 2615.

El último certamen antes de la cita inglesa reparte 1000 puntos. ¿Llegará?

Fuente: La Nación

Compartir en Redes Sociales