A pesar de las bajas temperaturas, el conjunto nacional trabajó de cara al amistoso del sábado ante el local.

El seleccionado argentino de fútbol realizó su primer entrenamiento en campo en Rusia y el entrenador Jorge Sampaoli dio indicios de que apostará por una defensa con línea de tres en el amistoso del sábado en Moscú, frente al representativo local.

Con Lionel Messi como emblema, el equipo argentino tuvo su primer entrenamiento formal en el predio de Spartak Moscú y Sampaoli dispuso trabajos tácticos, separando a los defensores por un lado y a los futbolistas de ataque por el otro.

Los defensores realizaron trabajos específicos y siempre con línea de tres. Uno de los grupos lo integraron Nicolás Otamendi, Federico Fazio y Javier Mascherano, que podrían ser los elegidos para el primero de los dos amistosos, en el que el entrenador incluiría lo mejor que tiene a disposición.

Los jugadores de la última línea trabajaron con un grupo de sparrings, que son futbolistas del sub-20 que viajaron con el plantel a Rusia, y lo mismo hicieron los atacantes.

Los únicos futbolistas que no participaron del entrenamiento fueron Ángel Di María, quien fue padre por segunda vez y llegó hoy a Moscú, y Nahuel Guzmán, quien arribó a la capital rusa desde México.

La idea del entrenador es probar dos equipos diferentes. El primero, para enfrentar a Rusia en la inauguración del estadio Luzhniki, en el que se disputará el partido inaugural y la final del Mundial, formaría con mayoría de habituales titulares, en tanto que con Nigeria le daría rodaje a futbolistas que han tenido pocas oportunidades en su ciclo.

Argentina enfrentará el sábado a Rusia, desde las 10, en tanto que el martes próximo se medirá con Nigeria, a partir de las 13.30.

 

Fuente: La Prensa.

Compartir en Redes Sociales