Daniel Medina y Liliana Garcia presentaron un proyecto rechazando el intento de ABSA de aumentar la tarifa en un 38% según lo publicado en el Boletín Oficial. “Es muy factible que este aumento lamentablemente se concrete, las audiencias publicas no son vinculantes. Por eso desde Bien Común adherimos a la presentación del Defensor del Pueblo Provincial que adelantó su voluntad de ir a la justicia y además pedimos que desde la OMIC se busque el cumplimiento de las normas que rigen la concesión. Legalmente la empresa no puede cobrarles a los vecinos que viven con un servicios escaso o limitado. Ya tenemos muchos barrios con prestación a medias con lo que eso implica. Abuelos que tienen necesitan agua, familias con nenes que para lavar la ropa tienen que hacerlo de madrugada, y muchas situaciones complicadas. Pedimos al Municipio que respalde a esos vecinos y nosotros vamos a hacerlo también. No es justo un tarifazo con un servicio que claramente no es bueno” dijo Medina.
Medina también señaló que el actual sistema de facturación de ABSA -basado en las valuaciones de las viviendas y no en el consumo real de cada medidor- fomenta el derroche y empeora la situacion en varios barrios. “En el Barrio ATE III los problemas son casi anuales pero ahora se inicia la etapa de mayores restricciones. Realmente esperábamos que ante el anuncio de este aumento del agua se viera aunque sea una mayor inversión de ABSA dentro del presupuesto provincial 2019 pero no ha sido así. En este sentido reiteramos nuestra voluntad de colaboración con el actual gobierno, y si necesitan de nuestro respaldo para cualquier gestión ante la Provincia el compromiso de Bien Común es total dado que tenemos que mejorar el suministro del agua en la ciudad. Pero si le pedimos al Intendente accion, es claro que en este 2018 no se tomaron medidas para prevenir que se repitan los faltantes de agua. El hecho de que seamos uno de los 10 municipios con menos inversiones provinciales para el año que viene nos demuestra que no se trabajó valorando este tema”.
Desde Bien Común insistieron en que la empresa de agua debe acompañar el crecimiento de la ciudad con redes regulares que garanticen una prestación normal a cada vivienda.
Compartir en Redes Sociales