El año que está por despedirse arrojó un balance más que positivo para el Centro Integral del Discapacitado. Y el que entra, será auspicioso, según pueden aventurar sus responsables, teniendo en cuenta la cantidad de propuestas que ya empezaron a trabajar.
   El acto de cierre del presente periodo fue el momento propicio para enumerar las tareas llevadas adelante y también para agradecer y destacar el apoyo del equipo, la comisión directiva y los padres.
   Por caso, a Cindi le correspondió este año convertirse en el anfitrión del Encuentro Regional donde participaron varias instituciones afines de diferentes localidades de la zona.
   También tuvo la posibilidad de inaugurar aulas y una cómoda panadería (que hace unos días distribuyó budines en cinco entidades de bien público de la ciudad), amén del nuevo gimnasio adaptado que está dando los primeros resultados.
   Además, llevó adelante actividades con el Centro de Educación Física y alcanzó un interesante convenio con la Base Naval Puerto Belgrano.
   En este último caso, se llevan actividades en contacto directo con la naturaleza, en el Monte Frutal y el Vivero.
   En tanto para el año venidero, se prevén prácticas en el servicio de equinoterapia y en la pileta, ubicadas en el asentamiento naval. A esto se sumarán otros trabajos preparados por el equipo de profesionales, tanto para el verano como para el resto del año, y la incorporación de concurrentes.
Fuente: Prensa Cindi
Compartir en Redes Sociales