En una recorrida por la ciudad, el salir a caminar o recorrerla en moto te lleva a ver lugares que uno no se imagina que pueden estar en un rincón o callecita de mi ciudad. Por eso la vida te lleva a ver esa cosas, y que suerte que uno puede verlo y así darlo a conocer, porque tal vez muchos no saben la cantidad de historias, novelas, cuentos y relatos que encontré al recorrer las calles de mi ciudad.

En esta oportunidad fui recibido por un grupo de amantes de la lectura, de la historia, de las Novelas o cuentos; ellas me abrieron las puertas a mundo lleno de fantasías, un mundo tan lindo como es la lectura.

Entramos a la sociedad de Fomento del Barrio Parque San Martin, lugar donde funciona ya casi 17 años una Biblioteca Popular, Mary una de las pioneras de este lugar me decía que con mucho esfuerzo se trabaja día a día para mantener la cantidad de ejemplares que se ven a la vista y que también van llegando en cajas de donaciones de vecinos, que al limpiar sus hogares se encuentran con infinidades de Libros que muchos de sus hijos utilizaron en su época de Estudios, y que mejor acercarlos para que sean reutilizados por muchos Niños o Jóvenes.

Pero no solo adolescentes llegan al lugar, sino que también me entero que muchos Adultos y adultos mayores se llevan alguna que otra Novela para disfrutar en sus hogares.

Me encontré con un lugar de mucha luz, donde se puede observar ejemplares de antigua data, y siguiendo con la charla estaba mi gran Amigo y Profesor de Historia ARIEL RAMIREZ, quien fue que me conto de este lugar maravilloso, Ariel me decía que llego también a este lugar donde trabajan las chicas muy en silencio y dedicación, sobre todo por mantener el reservorio popular de una Biblioteca, y a pesar que hoy el Mundo se maneja a través de la tecnología, el internet, se pierde un poco el tomar un libro y hacer lectura de papel. En la charla y entre mate y mate, Ariel me contaba sobre un libro de una novela de Punta Alta, un ejemplar único y no se sabe si hay alguna copia, algo para destacar y tener en cuenta y poder conocerlo.

Teresa una docente Jubilada trabaja también en el lugar desde hace muchos años, es quien ayuda en la clasificación de los Libros y recibe además las donaciones en donde sigue a cada libro en su estado y conservación. Ella desde lo más simple me decía que invitaba a todo el público en general a que se acerque a la Biblioteca, pero que también pudieran aquellas personas ayudar haciéndose socios, por una pequeña cuota de Pesos $ 40, casi nada, porque si te fijas un atado de cigarrillos sale desde 50 a 70 pesos y te dura un dia, en cambio un Libro al leerlo dura toda una Vida, que importante no?.

Teresa también nos decía que quienes estén interesados pueden acercarse a la Sociedad de Fomento, que se encuentra en calle 9 de Julio 1051, y mira que tan amable que me dijo que hasta dos líneas de colectivos te dejan cerca del lugar, las líneas 500 y 501, entre risas me decía NO tenes excusas de pasar por la Biblioteca.

Desde el mes de Diciembre y hasta el Primero de marzo están atendiendo desde las 08:30 a 10:30 horas y después cuando comience la época de inicio de clases, la atención será desde las 16 a las 18 horas.

Una buena oportunidad para acercarse a la Biblioteca y más que seguro volveré para llevarme alguna novela o historia para disfrutarlo sentado en mi sillón o recostado en una reposera, valla a saber en qué lugar o destino. Pero lo lindo de esto es volver a la lectura….y que no se pierda nunca.

 

 

Saludos y gracias por la invitación.

Por Luis Alderete

Compartir en Redes Sociales