Advierten que como no pueden acceder a garantías o seguros de caución, nadie los acepta como inquilinos.  Hay un vacío legal.

La situación de los Jubilados es compleja por cualquier lado que se la mire, son los eternos postergados y a quienes el freno de la economía más les golpea.

No solo se trata de la pérdida de poder adquisitivo que, el año pasado tuvieron una caída de 13 puntos de la jubilación mínima (tuvo un aumento de casi 29% contra una inflación de 47,5%) según cálculos de Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad.

A esta situación se suma que las dificultades que enfrentan los jubilados y pensionados cuando deben alquilar. Es que lo que podría ser una buena medida que el haber jubilatorio no es embargable termina convirtiéndose en un problema. Se les dificulta conseguir que alguien acepte ofrecerles una garantía o conseguir seguro de caución o fianza.

Las únicas salidas son que algún familiar propietario les salga de garante o acudir a la asistencia de dos o tres familiares o amigos con recibo de sueldo (algo no fácil en la economía argentina caracterizada por la informalidad) para que respalde el pago de la vivienda.

“No hay ningún apoyo al jubilado que quiera alquilar por parte del Estado”, señala Armando Pepe, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios.

Consultado por ámbito.com sobre cuál podría ser la solución, Pepe señaló que la mejor alternativa sería que “el ANSES o PAMI otorgue una garantía gratuita” a los jubilados que quisieran alquilar. Sin embargo, consultado al organismo la respuesta fue escueta y contundente “el Anses no ofrece soluciones de vivienda”.

En tanto, el PAMI tiene dos tipos de ayuda “un subsidio (mínimo) para ayudar a pagar el alquiler o el ofrecimiento de ir a un hogar de ancianos”pero no contempla aquel jubilado que quiera pagarse su alquiler.

En marzo se estima que volverá al Parlamento la discusión por la Ley de Alquileres , el proyecto que lidera el diputado Daniel Lipovetzky quizás podría incluir este tema que en la actualidad seguramente no debe afectar a muchos jubilados.

En la iniciativa que impulsa el diputado oficialista, a diferencia del proyecto aprobado en el Senado se introduce, entre otros aspectos, el tema de la garantía que presentan los inquilinos ampliándolo a tomar no solo con títulos de propiedad, sino también con certificados de ingreso, recibos de sueldo o bancarias pero el tema de los jubilados no está contemplado.

FUENTE: Ambito.com