El intendente Mariano Uset firmó este miércoles un convenio con el ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, incorporando a Coronel Rosales al programa de recolección y tratamiento de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES). El jefe comunal y el ministro, también firmaron otro convenio para la promoción del programa Talleres de Oficio.

El acuerdo establece que el Servicio Penitenciario Bonaerense, que depende de ese ministerio, acopiará los aparatos o equipos electrónicos de consumo que están dañados o en desuso enviados por los, para derivarlos a los talleres de reciclado que funcionan en unidades penales bonaerenses.

Los equipos recolectados ingresarán, de este modo, en el Programa Disposición de Tecnología en Desuso, que dispone su tratamiento y disposición final en esa unidad penitenciaria, con lo cual se busca mitigar el daño que produce este tipo de residuo al medio ambiente.

Además, el Municipio establecerá nuevamente operativos para la disposición final de residuos electrónicos, los que serán organizados por la Dirección de Protección Ciudadana, de manera tal que la ciudadanía pueda contar con un lugar para llevar sus desechos tecnológicos en una fecha puntual.

“Garantizar el acceso de los privados de libertad a actividades que los incluyen en la cultura laboral es el mandato de la Gobernadora María Eugenia Vidal, porque es primordial para su futura reinserción social. Este Programa persigue ese objetivo, sumado al de contribuir con la reducción de la contaminación ambiental; por lo tanto, es auspicioso que más municipios se sumen a nuestro propósito”, subrayó el ministro Ferrari.

El Programa Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES), concebido como una herramienta estatal con fines socio-ambientales, se realiza con el padrinazgo del Organismo de Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires (OPDS).

Por otra parte, Uset también rubricó con el ministro Ferrari un convenio para que Rosales participe del Programa Talleres de Oficio, que crea espacios formativos técnicos y prácticos donde los internos de los penales adquieren habilidades y logran un reconocimiento por el valor de su trabajo.

“Fomentar esta cultura en las personas privadas de la libertad es lo que contribuiría a la inserción futura de los participantes del programa en el mercado laboral al momento de recuperar su libertad”, explicó el jefe comunal.

En tanto, aseguró que “el principal objetivo del programa es mejorar el proceso de reinserción de los reclusos logrando, al mismo tiempo, a través de estos intercambios que el Municipio –  que aportará materiales y herramientas – reciba productos realizados por los internos, como ya sucedió con mobiliario para el Jardín 911 de Villa Arias o con las bajadas de madera de pallets para las playas de Pehuen Co.