Del Potro se quedó con el duelo de gigantes y avanzó a los cuartos de final de Delray Beach.

Fue el duelo de dos gigantes. Aunque uno hizo las veces de local, el otro recibió el cariño como si lo fuera. Y la experiencia fue más que la juventud y el buen momento. Juan Martin Del Potro ​venció por un doble 6-4 al estadounidense Reilly Opelka y avanzó a los cuartos de final del ATP 250 de Delray Beach.

Delpo se caracteriza por su porte. Resulta imponente con sus 198 centímetros de altura. Sin embargo, ahora, la Torre de Tandil pareció un peón contra el estadounidense Opelka, un gigante de 2,11 metros que mira a todos los otros tenistas del circuito desde arriba.

Pero el argentino no se dejó intimidar. Respondió con dos aces en su primer juego de saque y, poco después, en la primera de las dos oportunidades de quiebre que su rival le entregó le quitó el servicio. Luego, confirmó con el suyo en cero y se puso 3 a 1 en el marcador.

El tandilense, que se encuentra en el cuarto escalón de la clasificación y afronta como máximo obstáculo su forma física por la fractura de su rótula que lo tuvo casi 5 meses sin jugar, cuidó esa ventaja hasta el final del primer set, que ganó por 6-4.

 

FUENTE: Clarin.