De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), un trabajador que gana un salario promedio de $33 mil de bolsillo debe destinar entre 180 y 212 para el pago de impuestos y servicios.

“La persona que gana ese sueldo tiene que trabajar hasta el 28 de junio para cubrir todos los impuestos. ¿Cuáles? En primer lugar, cuando uno trabaja, la hora tiene un valor, pero no se cobra toda esa suma porque existen contribuciones patronales, aportes personales y, en algunos casos, el impuesto a las ganancias”, explicó Nadín Argañaraz, director de IARAF, en una entrevista con#Novaresio910, en Radio La Red AM 910.

“Además, si tenés un auto, pagás el impuesto automotor; y si tenés una propiedad o alquilás, pagás el inmobiliario. Con ese que te queda, si pudiste ahorrar, salís a consumir. Pero cuando consumís, pagás el el IVA, Ingresos Brutos de la provincia, tasas municipales, etc. Entonces, cuando vos hacés toda esa suma, te encontrás con que el 49,2% del ingreso de esa persona que gana $33 mil se va en impuestos”, agregó el economista.

Según el mismo estudio, una trabajadora o trabajador con salario de bolsillo de $72.050 deberá destinar este año unos 184 días al pago de impuestos. Por su parte, si los ingresos llegan a $160.801, la cantidad de días se incrementa hasta llegar a 203.

Fuente: A24.com

Compartir en Redes Sociales