Por Pedro Vega.

 

Es claro que las cuestiones laborales son de prioridad para cualquier dirigente que se precie de tal, es así que en la bancada del frente de todos en la figura de Rodrigo Sartori recogieron el reclamo al viento por parte de las mujeres que atienden estas necesidades.

El Reclamo

El universo de las cuidadoras  y acompañantes es bastante nutrido, la mayoría cuanta con gran experiencia y disposición para los adultos mayores que así lo requieren, existen diferentes realidades en cuanto  como financiar los servicios de estas trabajadoras, algunos cuentan con el poder adquisitivo suficiente como para contratar este servicio , pero !!! aquí viene la primera parte del problema parcialmente solucionado.

Las obras sociales responden previo exhaustivo análisis a costear las tarifas del servicio de cuidadora domiciliaria y/o acompañante terapéutico con el mínimo requisito hasta ahora  de estar inscripto como monotributista, hasta allí se fue accediendo a las fuentes de trabajo que ello genera y a la atención  que la demanda propone.

El Conflicto

La realidad política afecta directamente a las obras sociales como a las prepagas, entonces las condiciones de contratación cambian de manera sustancial, es decir que ya no alcanza con estar  inscripto en el régimen monotributista sino que cada trabajador debe estar certificado con por lo menos validez provincial, la pregunta surge de manera automática ,¿Quién certifica los cursos que se den?,¿Cuándo y quienes dan estos cursos?.

El Mediador

Como anticipábamos en la introducción el edil del frente todos  fue el único legislador que tomo el tema como propio y puso manos a la obra, convocando a parte de los concejales que se vieran interesados y a representantes del ejecutivo o ya que es un ámbito legislativo a concejales de la bancada oficialistas para tirar el tema sobre la mesa y empezar a manejar algunas alternativas de solución.

Allí se reunieron todos los actores interesados en la problemática, las trabajadoras, los legisladores, alguien del ejecutivo , allí entre unas y otras quedo claro que la solución  está en la gestión, gestión que le cabe a el ejecutivo pues se trata de fuentes de trabajo y de mediar entre ellos y las contratantes es decir PAMI / IOSFA ,para solicitar en unanimidad la prórroga del pedido de certificación como requisito excluyente para obtener y prestar el servicio.

Mas tarde quedara saber  la razón del porque se pide ahora  la certificación de las trabajadoras y no antes?, tal ves porque el presupuesto a nivel nacional y provincial todavía no están del todo encaminado, pero esa es harina de otro costal….

Compartir en Redes Sociales