La canasta navideña saldrá un 70% más cara que a fines de 2018, por encima del índice de inflación. En algunos productos esenciales de la mesa de Nochebuena, como las garrapiñadas o el budín, el precio se duplicó.

Productos como garrapiñadas o budín, duplicaron sus precios y el cambo más barato ronda casi os $300 ($292).

La inflación oficial de este año llega a casi el 58%, algunos productos típicos en las fiestas aumentaron hasta un 100%.

¿Cuáles fueron los alimentos que más aumentaron? Budines, turrón de maní y garrapiñadas. En todos los casos se duplicaron sus precios.

Por ejemplo, el budín con fruta más barato se consigue a $53. Hace un año rondaba los $30. Un budín bañado en chocolate o de primera marca asciende a los $140. Todo depende si incluye frutos secos o cómo está servido.

Las garrapiñadas salen desde $37 a $79 según la marca cuando en 2018, el más económico salía 18 pesos.

El turrón blando con maní está entre $33 y $79, en Navidad de 2018 se conseguía por 16 pesos. En el caso del pan dulce subió un 55%, costando $106 cuando hace 12 meses estaba a $69. Un pan dulce con chips de chocolate se puede ir de $300 a $450.

Los productos que menos aumentaron fueron la sidra y espumantes que subieron un 50%. La tradicional sidra de manzana, en su versión más económica en botella de plástico, pasó de $42 a $63 en un año. En envase de vidrio, de marca intermedia, el precio se fue de 135 a 200 pesos.

Con los vinos espumantes se vio un aumento de diciembre de 2018, cuando estaba $120 a $300 y cuesta $180 a $410.

En las fiestas de 2018, el combo más bajo con los cinco productos esenciales para endulzar la Nochebuena costaba 172 pesos. El desembolso mínimo son 292 pesos.

 

Fuente:

Compartir en Redes Sociales