Desde unas rabas en La Bristol hasta una cena en el Puerto.

Mar del Plata presenta una gran cantidad de turistas y muchos otros que están preparando las valijas para disfrutar de su descanso.

Comer en el puerto de Mar del Plata siempre fue sinónimo de comer bien, pero también de pagar un poco más. Y sin embargo en la comparación con Buenos Aires, los comerciantes marplatenses aseguran que la ciudad sigue siendo más económica en lo que respecta a platos a base de pescados y mariscos.

En el restaurante se puede encuentra la clásica porción grande de rabas a $580 o un filet de merluza con guarnición incluida a $470, siempre hablando de porciones grandes.

En otros locales como Mediterraneo, ubicado en el mismo complejo del puerto, se consiguen ambos platos a un precio muy similar -las rabas a $590 y el filet a $490-, pero incorporando en este caso un “menú del día”, por ejemplo: un ceviche mixto con puré cremoso de batata, con postre y bebida, todo por $500.

Los balnearios de Playa Grande ofrecen su menú del día y es de las opciones más elegidas por los veraneantes que suben desde la playa para un almuerzo tranquilo. Plato principal con postre y bebida se consigue por $650. Hay que tener en cuenta que es una de las playas más concurridas, especialmente por los jóvenes, razón por la que también es muy popular el trago del día a $220.

Cerca de Playa Grande, estacionado sobre la escollera norte, con horario de verano hasta la noche, se puede encontrar el Morfi Bondi Mar del Plata y su “gastronomía rodante”. Un colectivo rojo que desde las ventanillas de los pasajeros, con una cocina montada en el habitáculo del chofer, ofrece, por ejemplo: bondiola con gaseosa a $250, choripán con gaseosa a $190, super pancho con gaseosa a 180$, entre otras opciones que no superan los $300.

En Cabo Corrientes un clásico de Mar del Plata es el Manolo frente al mar, con opciones de comida variada. Se destaca la porción de rabas a $340 y la picada marinera a $840. Las ensaladas van desde los $200 a los $495 con distintas combinaciones. El lomo da múltiples opciones y va de los $380 a los $740. Y no puede faltar el dato de los tradicionales churros, simples a $18 y rellenos a $20.

Si nos vamos al centro, a la tradicional calle Güemes, se encuentran locales como Hardi, con 35 años de historia en la ciudad. Se puede comer bien por precios en el orden de los $400, contando la bebida. Desde hamburguesas (entre $280 y $330), pasando por otras carnes (entre $390 a $450) y hasta aves (entre $370 a $420).

En la misma zona, pero sobre calle Olavarría un dato a tener en cuenta es el índice de las pintas y las papas con cheddar, ya que esas cuadras se convirtieron en sinónimo de cerveza artesanal. Antares, Cheverry, Ogham, Glück, Grob Bier, Brewhouse o La Paloma Brewing Company, algunas de las principales casas que pueden encontrarse. Las pintas van de los $90 a los $170 y todos ofrecen Happy Hour (dos por uno) entre las alrededor de las 18:30 y las 21 hs.

Caminar por La Rambla Bristol no es sólo sinónimo de gente y shows callejeros, sino también de una constante oferta gastronómica a cada paso, mano a mano, en especial en la zona que separa el Gran Hotel Provincial del Casino de Mar del Plata, del lado del mar. También es verdad que se logra encontrar los precios más económicos de toda la ciudad.

 

 

Fuente:

 

 

Compartir en Redes Sociales