El título, de 105.000 millones de pesos, vence en febrero y el Gobierno quiere cambiar por otros bonos que venzan en 2021. Los analistas dudan sobre las ventajas de la operación.

Este lunes 3 de febrero el gobierno de Alberto Fernández enfrenta el primer canje de bonos, el bono Dual anunciado el viernes por un valor de 105.00 millones de pesos. Martín Guzmán, ministro de Economía, ofrece quita del 20% para los que accedan a entregar el títulos Dual 2020 y los cambien con vencimientos en agosto de 2021. Aquellos que lo cambién en dólares, el descuento es del 40%.

Los nuevos instrumentos estarán todos nominados en pesos y serán ajustables por inflación, más un 1% de interés, con un plazo de 1,5 años, de modo de ser reintegrados en su totalidad el 5 de agosto de 2021.

El llamado a licitación fue comunicado a través de una circular de la cartera a cargo de Martín Guzmán en la que se aseguró que la medida busca “construir una curva de rendimientos consistente con las políticas de deuda” y “mejorar el perfil de vencimientos de los instrumentos en Pesos”.

“Se invita a los tenedores de los Bonos de la Nación Argentina en Moneda Dual Vencimiento 2020 (AF20), originalmente emitidos por el artículo 1° de la resolución de firma conjunta Nro 7 del 11 de julio de 2018 de la Secretaría de Finanzas y de la Secretaría de Hacienda del ex Ministerio de Hacienda a presentar ofertas para canjearlos por cualquiera de los Nuevos Instrumentos, o por una combinación de ellos”, informó Economía en su comunicado.

Respecto del ajuste de capital, se informó que los bonos estarán ajustados conforme al Coeficiente De Estabilización de Referencia (CER) y que se devengarán intereses sobre saldos ajustados a partir de la fecha de emisión.

Al respecto, precisó que será “a la tasa del 1% nominal anual, los que serán pagaderos por semestre vencido los días 5 de agosto de 2020, 5 de febrero de 2021 y 5 de agosto de 2021.

También aclaró que los nuevos instrumentos gozarán “de todas las exenciones impositivas dispuestas en las leyes y reglamentaciones vigentes en la materia” y que “los pagos se cursarán a través del BCRA mediante transferencias de fondos en las respectivas cuentas de efectivo que posean los titulares de cuentas de registro en dicha Institución”.

Esto puede ser una manera de medir a los inversores en relación a la deuda argentina, no se descarta que el Gobierno opte por un reperfilamiento. Funcionarios negaron a explicar qué sucederá con los tenedores de bonos Dual que se queden afuera de las cuatro opciones de canje que se presentaron el viernes.

Balanz Capital realizó un informe donde dicta: “La quita es de entre 7% y 35% dependiendo de la oferta, ya que los bonos Dual ya cotizan descontando una reduccion. Si incluimos las condiciones de mercado y la descripción de los nuevos bonos, esperamos que estos papeles se transen con un 10% de descuento, olo que daría una reducción de entre 17% and 42%”.

 

“La expectativa del Gobierno es que estos títulos cotizen a la par, haciendo futuros canjes más atractivos. Es una apuesta optimista con un riesgo de que una gran expansión monetaria incremente la brecha en el tipo de cambio y en algún punto la inflación”, advierte.

De la consultora 1816 explican: “Una quita del 19% hace que, a nivel individual, a cualquier bonista le convenga no participar de la operación. Dicho esto, los tenedores también saben que rechazar la propuesta puede implicar algo peor: es que si la Argentina ofrece un canje voluntario con quita de al menos 19% en términos de valor presente, está enviando el mensaje de que quiere un alivio en los vencimientos. Entonces es clave que los bonistas cooperen entre sí para que la operacion pueda tener éxito. Igual, el resultado es incierto”.

No se destaca que el gobierno no obtenga los resultados esperados ya que la tenencia del Dual es de inversores “privados” y quita margen de maniobra al Gobierno; tenencia de estos bonos en el mercado local es muy baja y la mayoría de tenedores de este título está muy atomizado entre lo que se supone que son en gran medida fondos de inversión de riesgo.

Por lo pronto habrá que esperar el mercado durante el lunes a la espera de novedades en el plano económico en plena negociaciones con el FMI en busca de encontrar una solución por pago de la deuda.

 

Fuente:

Compartir en Redes Sociales