El neurocirujano Alejandro Aducci expuso los graves problemas financieros: “No hay insumos, ni siquiera gasas para el quirófano”.

El Hospital Naval Puerto Belgrano atraviesa el momento más difícil de su historia a raíz de la delicada situación que vive desde el punto de vista financiero, obligando a la suspensión de las internaciones por falta de insumos.

El neurocirujano Alejandro Aducci enfatizó que “la situación es crítica y pone en riesgo la continuidad del nosocomio y la situación sanitaria de todos los afiliados de la obra social de las Fuerzas Armadas”.

“En este momento, está funcionando en un 20% de su capacidad. La última noticia, de ayer al mediodía, indicaba que se suspendieron las internaciones de clínica médica por falta de insumos. Ni siquiera hay Diclofenac, ni gasas en el quirófano”, sostuvo Aducci.

Y se lamentó: “Mi especialidad está cerrada. Todo lo que es neuroquirúrgico hay que derivarlo. No están dadas las condiciones para hacer la mayor parte de las cirugías en este hospital. Si seguimos por este camino, la situación seguirá empeorando”.

“La crisis económica y financiera fue generada el año pasado por un desvío de fondos que le correspondían a este nosocomio y que fueron al hospital naval de Buenos Aires. Se trata de 25 millones de pesos que no era poco dinero para nosotros”

“Punta Alta tiene una población de 70 mil habitantes y los afiliados a la obra social son 32 mil. La mayor parte de los pacientes se derivan a Bahía Blanca porque el Hospital Eva Perón tampoco puede abarcar toda la demanda”, mencionó, con relación a la delicada y sensible problemática.

Por último, dejó una definición escalofriante: “Punta Alta está en riesgo sanitario. La necesidad se va a paliar a través de 30 kilómetros que separan con la ciudad de Bahía Blanca y ese trayecto puede definir la vida de una persona. El intendente Uset me manifestó su inquietud por el tema y tomará intervención a nivel del Ministerio de Defensa”, concluia el Dr. Aducci.

Compartir en Redes Sociales