Grabó un video que subió a Instagram. Informó que se tiene que someter a quimioterapia, rayos y tomar pastillas. “Soy joven y soy fuerte”, dijo.

Luego de suspender algunas funciones de su obra en Mar del Plata por la detección de pólipos y la necesidad de hacerse estudios médicos, Federico Bal reveló que padece cáncer en el intestino. Con un largo video compartido por sus redes sociales, notificó que deberá someterse a “sesiones de quimioterapia por seis semanas” y despertó la preocupación de todos sus seguidores.

En medio del cierre de la temporada de verano con “Mentiras inteligentes”, el hijo de Carmen Barbieri se realizó una colonoscopia y una endoscopía cuyos resultados dieron positivo sobre uno de diez pólipos detectados por los estudios.

“Hace pocos días me hice un estudio, una colonoscopia y una endoscopia que salió mal. Me encontraron diez pólipos, los cuales me extrajeron, y encontraron un tumor en mi intestino“, comentó.

“Tomaron una muestra y la llevaron a analizar. Hicieron una biopsia. Después de eso, hablé con el clínico, me hicieron un montón de estudios más, que todos dieron bien, pero el resultado la biopsia dio que es maligno. Tengo cáncer en el intestino. Son palabras fuertes. Son palabras de las que me estoy haciendo amigo, en estos últimos días. Soy joven, tengo 30 años, pero cada vez hay más casos en gente joven”, detalló.

Soy un tipo fuerte, pero necesito rodearme de gente que me quiera, de mis amistades y de mi familia. Toda la gente que tenía que saberlo, ya lo sabe. Los llamé personalmente. A cada uno de mis amigos los puse al tanto de lo que estoy viviendo y de lo que voy a vivir”, agregó.

Voy a iniciar un proceso de quimioterapia, rayos y pastillasdurante unas seis semanas. Voy tener fe y hay grandes posibilidades de que el tumor se vaya. Y, si no se va, me voy a tener que someter a una operación”, comentó.

Va a ser un año de resguardo, de desaparecer de la TV, del teatro y de las redes sociales. Tengo una gira programada con Mentiras Inteligentes, que se verá de reprogramar para más adelante, mis compañeros y mi productor me esperan”, sostuvo.

“No paraba de sonar el teléfono. Por eso, quería salir a hablar, decir las cosas como son y que no especulen con cualquier otra cosa”, advirtió.

Tengo cáncer y se puede tratar. Tengo un equipo de doctores, que son lo mejor que hay. Ellos me van a ayudar, me van a acompañar en este proceso. Cuento esto porque siento que puedo ayudar mucho a las generaciones jóvenes. Tengo 30 años y yo no solía hacerme estudios. Y es muy importante hacerse un estudio a tiempo. Si esto no se agarraba a tiempo, el resultado iba a ser otro”, resaltó.

 

Fuente: