Los centros de salud comienzan a advertir el avance de la pandemia y el Gobierno no descarta dar un paso atrás en el AMBA respecto de las medidas de coninamiento y aislamiento preventivo.

Día a día, los casos de coronavirus avanzan por la Argentina y empiezan a llegar más pacientes a los sanatorios y otros centros de salud, lugares en donde la tensión va en aumento por ejemplo, en el Hospital Posadas, el principal centro de salud que atiende la mayoría de los pacientes que se ven infectados del cordón urbano que rodea a la Ciudad de Buenos Aires.

El conurbano se afianza como el principal foco de contagio en la Argentina.

Todavía los especialistas no logran establecer que el país se enfrenta al pico de casos pero el ritmo de contagios aumenta y este sábado marcó otro récord de positivos (1531) para superar los 30 mil desde que comenzaron los registros del impacto de la pandemia. El total de muertes también supero ya los 900.

El sábado, también tuvo otra lamentable novedad: se detectaron 58 contagiados en un geriátrico de Flores, la más alta en una residencia porteña.

En apenas nueve días, la cifra creció de 20 mil a 30.295. El 4 de junio la cantidad de personas que murieron por COVID-19 era de 608. Hoy es de 819.

De los casos positivos informados este sábado, 849 corresponden a la provincia de Buenos Aires y 558 a la Ciudad de Buenos Aires. Los dos distritos, con un total de 1.407 casos, explican el 91,9 por ciento de los casos confirmados en las últimas 24 horas.

Con este marco, el ministro Ginés González García expresó claramente su preocupación. “El conurbano tiene muchos problemas, pero el principal es la magnitud de cualquier fenómeno que suceda ahí y la poca estructura que tiene no sólo sanitaria, sino de la formidable estructura logística y capacidad que tiene que tener para hacer los aislamientos y lo que hay que hacer cuando suceden estos casos”, dijo.

“Estamos preocupados y tomando todas las medidas para evitar más contagios”, manifestó el funcionario de Salud en una conferencia de prensa virtual. “Es por eso que no descartamos volver a fases anteriores del aislamiento. Siempre dijimos que si había que retroceder lo íbamos a hacer”, agregó dejando más que abierta la posibilidad.

Hay provincias que ya no tienen cuarentena y el AMBA es un factor de expansión para nuestros propios habitantes. Ayer pasé por Once con el auto y vi el movimiento de una ciudad casi normal. Si nosotros hoy tenemos las consecuencias de un incremento no muy importante que hubo de los volúmenes de hace 10/12 días, me parece que tenemos que ser cuidadosos porque acá todo se ve con retroactividad: lo que no hagamos hoy se paga dentro de 14 días”, dijo determinante.

La cifra de contagios por coronavirus es un tema candente entre Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Horacio Rodríguez Larreta no se muestra dispuesto a dar marcha atrás. Del otro lado, Axel Kicillof critica las aperturas que implementa el gobierno porteño. La postura de Nación la dejó claro González García: “No vamos a hipotecar nuestro futuro”, aseguró.

Finalmente, lo que terminará de definir la situación será la ocupación de camas en los centros de salud, como el Posadas.

Las proyecciones señalan que la saturación llegaría el 22 de julio en la Ciudad y el 18 de agosto en el conurbano, pero este escenario puede cambiar.

Esta semana, 17 sociedades médicas se adelantaron a un posible colapso y elaboraron un protocolo al que llamaron “Guías Éticas Para la Atención Durante la Pandemia COVID-19: “Recomendaciones Multisocietarias Para la Asignación de Recursos”, un documento que busca orientar a los médicos sobre la asignación de los recursos críticos.

 

Queres escuchar Radio ? Ingresa a Dale Clik y escuchanos en VIVO

Compartir en Redes Sociales