Daniel Medina, Liliana Garcia y Hugo Schamber presentarán el proyecto de ordenanza que promueve la creación del “BANCO MUNICIPAL DE TIERRAS ROSALEÑO”, con el fin de corregir una de las desigualdades mas grandes que afectan históricamente a nuestra comunidad “El partido Bien Común quiere cambiar las cosas en Rosales. Uno de los problemas más grandes que tenemos está en la dificultad de acceder a la tierra con el respaldo de una escritura. Nunca se intentó hacer algo distinto y queremos aportar una herramienta que respalde a los vecinos y le sea de utilidad estratégica al Estado. Es tiempo de que empecemos a enfrentar los loteos irregulares, a muchas estafas que vienen luego de adquirir propiedades con boletos de compraventa y a los negocios de algunos pocos que se enriquecieron vendiendo lotes por medio de posesiones varias veces sospechadas por los vecinos. El Banco de Tierras que estamos presentando dispone que el propio Municipio -bajo control público- adquiera terrenos y termine con los vivos que encuentran inmuebles con deudas y buscan hacer negocios. Proponemos un sistema en donde existan subastas publicas entre personas que no posean techo propio brindando prioridad a quienes tienen una necesidad habitacional real y no a quienes concentran enormes cantidades de tierras por el afán de lucro, afectando la situación habitacional general” sostuvo Daniel Medina.
La ordenanza toma como ejemplo a normas de Villarino, Mar del Plata, Gualeguaychú y Mercedes entre decenas de ciudades en las que los municipios facilitan el acceso legal a la tierra a los vecinos por medio del pago de cuotas. “Es increíble que en tantos años en Rosales no haya existido una política activa que facilite el acceso a la tierra legal a cambio de un precio justo. Lo único que hemos visto es una mayor especulación, discriminación entre inquilinos civiles y militares y la concentración de propiedades que sin dudas limita a muchas personas en sus posibilidades. El banco de tierras dispone que el Municipio pueda gestionar la incorporación de terrenos que hoy estén en jurisdicción nacional, por ejemplo, y que al ser transferidos a la orbita municipal puedan ser loteados con su escritura correspondiente. También la posibilidad de que se incorporen a la esfera municipal terrenos abandonados y con deudas. En esto ultimo somos claros, preferimos mil veces que la comuna haga loteos sociales en esos casos, a que un particular “afortunado” se enriquezca a costa del encarecimiento del valor inmobiliario en la ciudad” sostuvo Medina.
Bien Común solo tiene tres concejales en el Concejo Deliberante, por lo que el avance de este proyecto dependerá principalmente de los once votos de los concejales que responden al Intendente Uset. “Vamos a presentar el proyecto y estamos abiertos a todos los aportes posibles. Lo que no podemos permitirnos es que se siga sin hacer nada sobre este tema en la ciudad. Hoy la mayoría de los inquilinos rosaleños gastan mas de la mitad de sus ingresos en sus alquileres, y un beneficiario de PROCREAR enfrentará grandes dificultades si quiere construir y obtener un terreno con el monto del crédito. El problema habitacional no puede seguir siendo desconocido por la clase gobernante. Desde Bien Común insistimos y llamamos al hacer. El tiempo es ahora” afirmó Medina-
Compartir en Redes Sociales