El seleccionado argentino de rugby “los Pumas” debutaron en el Tri Nations con un histórico triunfo al vencer por primera vez a los All Blacks por 25 a 15 en Sidney, Australia. Es la victoria más importante de la historia del rugby nacional.

El tucumano Nicolás Sánchez, autor de los 25 puntos, fue la gran figura del encuentro convirtiendo todos los penales, conversiones y hasta se dió el lujo de marcar un try.

El conjunto albiceleste empezó con un juego y posesión sostenida, presionando a los All Blacks y jugando de manera inteligente. El equipo nacional supo aprovechar los errores que cometían los de negro.

Un “sombrerito” de Nicolás Sánchez, que Bruni se lleva por delante, y el propio 10 toma el rebote y apoya la primer conquista del encuentro, sorprendiendo en la tarde de Sidney.

Los All Blacks seguían con sus imprecisiones, desconcentraciones e indisciplina. Gracias al pie del apertura argentino, aprovechó esta situación y pudo abrir el margen a 13 puntos a favor del conjunto argentino, que pudo ser mayor si Juan Imhoff no era detenido por la defensa neozelandesa a metros del ingoal en otra desconcentración más de los hombres de negro, que dio ventajas durante toda la tarde australiana.

En el inicio del segundo, los All Blacks, continuaron con imprecisiones e infracciones, donde con el pie de Nicolás Sánchez, Argentina sacaba la máxima ventaja, de 16 puntos.

El conjunto oceánico reaccionó y llegó al ingoal argentino con el maul, Sam Cane. El encuentro se ponía con 9 de diferencia para Los Pumas.

Nicolás Sánchez seguía anotando con el pie y ya superaba los 21 puntos de Hugo Porta en el histórico empate ante este equipo en 1985 en cancha de Ferro.

Los Pumas empezaban a jugar con la diferencia, ante los hombres de negro que por necesidad, empezaron a dominar posesión y territorio, ante una defensa argentina con fiereza que no daba un centímetro, en una tarde que empezaba a ser histórica para el rugby argentino.

El rugby argentino empezaba a vivir lo que era algo inédito, poner de rodillas a unos All Blacks impotentes, donde pasaban los minutos y no podían vulnerar a un conjunto argentino que con fiereza, dominó e impulsó a una victoria histórica, con todos los puntos, responsabilidad de un Nicolás Sánchez implacable.

Sobre la última, Caleb Clarke pudo por fin pisar ingoal argentino, pero ya era demasiado tarde y el rumbo era irreversible: Los Pumas vencieron a los All Blacks por primera vez en la historia por 25-15.

Una victoria que reescribe la historia no solo del rugby argentino, sino que también reconfigura el mapa mundial del deporte ovalado. Argentina, en un año inédito por la pandemia, también generó un triunfo sin precedente.

Compartir en Redes Sociales