Desde el bloque de Bien Común, presentaron un pedido de informes para que el Municipio comience las averiguaciones ante los organismos competentes. Para determinar las posibilidades de uso de terrenos que limitan con la Ciudad de Punta Alta, dentro de la BNPB, que actualmente no cuente con usos asignados para el estudio de posibles desarrollos habitaciones en el distrito.
Un claro ejemplo de esto es el sector de los Barrios ATE V y ATE VI dónde se observa un importante crecimiento habitacional paralelo a la Base Naval, estamos planteando que se hagan los estudios legales y el Municipio se comprometa a un mayor desarrollo incorporando nuevos loteos.
Buscamos que se analice la posibilidad de imitar a otros municipios en donde se facilitaron loteos para el programa PROCREAR, como es el caso de Morón y de otras localidades donde se intentan generar mecanismos para facilitar el acceso a la tierra de forma legal, ordenada y con mayor transparencia.
En referencia a esto la edil Liliana García detalla que “nosotros hemos propuesto crear un Banco Municipal de Tierras, pero una vez más observamos la demora que varios proyectos tienen para ser tratados en el Concejo Deliberante, lamentablemente en nuestra ciudad muchos vecinos sufren en su buena fe abusos y estafas en el camino de intentar tener un techo propio”.
Cabe destacar que desde el año 2020 Bien común se encuentra a la espera de que los ediles, que responden al Intendente, brinden su opinión sobre la iniciativa. Puesto que creemos que el Municipio no puede mirar para otro lado en estas cuestiones.
Desde Bien Común hemos insistido en varias oportunidades sobre la problemática del acceso a la tierra y la falta de una planificación integral por parte del Municipio históricamente. Necesitamos mayor transparencia y una política activa que genere terrenos legales, garantizando su ingreso al mercado inmobiliario y regularizando así sus precios.
Por otra parte hemos logrado, hace ya unos años, la adhesión del Municipio a la Ley Provincial de Acceso Justo al Hábitat en un trabajo impulsado por la edil Liliana García y el entonces concejal Daniel Medina. Este programa espera también ser activado por el Intendente Municipal como una herramienta alternativa que genere mayor impulso en favor del techo propio.
Una vez más desde Bien Común exigimos el compromiso de quién gobierna para llevar adelante políticas habitacionales, que garanticen el derecho de acceso a la vivienda a los vecinos rosaleños. Gestionando no sólo para el ahora sino con la idea de planificar la ciudad a futuro.
Compartir en Redes Sociales