Por Diario26.-

Fuentes oficiales consideraron que “la elección se perdió en un 80% por el bolsillo”, por lo que el Ejecutivo nacional buscará que “se sienta una recuperación real en el salario”.

En Casa Rosada consideraron hoy que “va a ser difícil” remontar el resultado de las PASO en la elección general del próximo 14 de noviembre, pero aclararon que “no es imposible”, y reconocieron que “la elección se perdió en un 80% por el bolsillo” de los argentinos.

Va a ser difícil remontar el resultado, pero no es imposible. En la elección no hubo un voto esperanzador hacia Juntos por el Cambio, sino que fue el voto bronca”, reflexionaron fuentes de la Casa de Gobierno.

“El salario de los argentinos le tiene que ganar a la inflación. Vamos a tomar medidas, pero eso no puede implicar hacer uso de ‘la maquinita’ (emisión monetaria) porque nos podría llevar el año que viene a una hiperinflación”, explicaron.

En esa línea, fuentes con despacho en Balcarce 50 argumentaron: “No le vamos a dar a ‘la maquinita’, porque vamos a sentar las bases para los años de gestión que quedan por delante“.

“Tenemos que seguir gobernando dos años más y aunque no fuera así, no vamos a destruir todo por ganar una elección como hizo (el ex presidente Mauricio) Macri”, apuntaron.

Respecto de las medidas económicas que prepara el Gobierno nacional para anunciar el próximo jueves, detallaron que “se está terminando de definir un aumento en las jubilaciones, que probablemente sea un bono”, además de “una mejora en la Asignación Universal por Hijo, pero no está establecida la letra chica”.

“Estamos pensando en algo parecido a un IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), pero no será como el IFE que ya conocemos. La idea es ayudar a los argentinos que no tienen programas sociales ni son alcanzados por las medidas económicas que ya están en marcha“, puntualizaron a Noticias Argentinas.

Ante la consulta puntual sobre la posibilidad de subir el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, de $150.000 a $180.000 en bruto, respondieron: “Está en carpeta, pero no está definido”.

Además, anticiparon que se va a convocar al Consejo del Salario con el objetivo de “adelantar las cuotas de aumento que estaban previstas para los próximos meses, para que se fije una base del salario que le gane a la inflación“.

Con los aumentos que proyectan en el Gobierno nacional, el salario mínimo vital y móvil podría “superar los $40.000”, lo que permitirá que el piso salarial se ubique unos puntos arriba de lo que estaba previsto para este año.

 

Compartir en Redes Sociales