En la mañana de este lunes, tal como se había anunciado, desde Rosales Municipio se procedió al corte total de la Ruta 249, a la altura de la rotonda de los molinos, en el cruce con Ruta 3. En la Ruta 229, se instaló un control permanente las 24hs, realizado en conjunto entre Policía Comunal e inspectores municipales. Las medidas se tomaron en el marco de la Emergencia Sanitaria y el aislamiento obligatorio para prevenir la propagación del COVID-19.

En el acceso a Punta Alta por Ruta 229, la Policía constata que los conductores de los vehículos posean el permiso único de circulación nacional, tanto al ingreso como al egreso de la ciudad. Se deja pasar como máximo dos personas por auto, una adelante y otra atrás

Personal de Salud e inspectores municipales, controlan la temperatura corporal y se realiza un test de olfato. Cuando se constata que la persona tiene pérdida del olfato o temperatura alta, es derivada en ambulancia al Hospital Municipal Eva Perón.

Hasta el momento, según indicó el director de Seguridad, Alejandro Pereyra, “la gran mayoría de los que llegaron hasta el control, cumplían con los requisitos y la documentación para circular”

“Sin embargo, hubo varios casos de vehículos, siendo una minoría, a los que se obligó a regresar a su punto de origen por falta de documentación que acreditara su necesidad de movilizarse”, añadió Pereyra.

Durante la mañana de este lunes, también se procedió al secuestro de la documentación de un vehículo y se envió el rodado a domicilio de su conductor con secuestro judicial, dado que este circulaba sin ningún motivo de necesidad.

Por otra parte, en Ruta 249 donde el paso vehicular se cerró completamente con un vallado a primera hora de la mañana y se monitoreaba el cumplimiento del corte mediante cámaras de seguridad, la Policía dispuso ahora un control con personal permanente las 24hs.

Compartir en Redes Sociales