En el marco de la emergencia sanitaria, la Compañía de Ingenieros Anfibios (CKIA) diseñó y construyó  equipos de desinfección para la protección del personal afectado a las tareas de apoyo a la comunidad.

Desde el inicio de la pandemia, la CKIA –que integra los Módulos de Potabilización y Desinfección contemplados dentro de los Equipos de Ayuda a la Comunidad (EACs)– fabricó distintas estructuras para asegurar las medidas de profilaxis que deben tener sus integrantes y medios en las estaciones de trabajo.

El Grupo de Protección Química, Bacteriológica, Radiológica y Nuclear (QBRN) construyó arcos y cabinas de desinfección, que se emplean en lugares de alto tránsito peatonal y cumplen la función de eliminar gran parte de la carga viral que pueda tener una persona en sus prendas de vestir, reduciendo así la posibilidad de propagación.

Estos equipos están automatizados con sensores de proximidad, que al detectar el ingreso de una persona por el arco o cabina activa una bomba de agua y dispara un fino rocío de solución sanitizante a través de un sistema de picos pulverizadores, por unos segundos. Otro modelo de arco de desinfección es manual, donde un operador controla y regula mediante un pulsador la aplicación.

También se elaboraron termofumigadores, los que convierten la solución sanitizante en niebla y materializan uno de los métodos más efectivos de desinfección al abarcar grandes superficies y llegar a lugares inaccesibles.

El personal que realizó estas tareas tiene el conocimiento técnico necesario para construir estas estructuras y desde que comenzaron las diferentes acciones frente al COVID-19 se encuentran perfeccionando los equipos, pensando en la seguridad del personal”, comentó el Comandante de la Compañía de Ingenieros Anfibios, Capitán de Corbeta Héctor Guitian.

Compartir en Redes Sociales